Seis perfiles universitarios de EDEM con Beca a la Excelencia

La Beca a la Excelencia de EDEM se otorga a los estudiantes de grado brillantes, valorando su expediente académico y sus aptitudes. Vamos a conocer más en detalle la historia de seis alumnos, tres de ADE y tres de IGE, a los que se les ha otorgado esta beca.

La Beca a la Excelencia es el “premio más cotizado” dentro de EDEM, ya que premia a los estudiantes universitarios asumiendo el coste íntegro del grado.

Como se puede esperar, no es fácil poder obtener una. Entre todos los requisitos para poder acceder a ella, destacan:

  • Un expediente académico brillante en Bachiller.
  • Aptitudes. No se miran únicamente las notas. También se tiene muy en cuenta la proactividad del candidato: que haga deporte, que tenga estudios de música, que participe en voluntariados…

Veamos seis ejemplos de alumnos de grado (del Grado ADE y del Grado IGE) que, gracias a su expediente y a sus aptitudes y actitudes, han obtenido una Beca a la Excelencia de

EDEM.

Patricia González
Patricia González

Patricia González (1º ADE)

Biografía

Nací en Valencia, aunque no porque mi familia lo sea. Mi padre nació en Guinea Ecuatorial, donde vivían mis abuelos hasta que tuvieron que marcharse, y mi madre es de Venezuela, estuvo allí hasta que se casó con mi padre y se vinieron aquí a Valencia a montar un negocio, hace veinte años, ya que la situación en Venezuela era insostenible.

Por otra parte, estudié en Santo Tomás de Villanueva (Agustinos Valencia). Allí estuve mis doce años de formación obligatoria y Bachillerato. Si tengo que destacar alguna asignatura que me apasionara sería latín, la cual disfruté mucho durante cuarto de la ESO.

Pero luego me di cuenta de que economía también era una de esas que nunca aborrecía, de aquellas que si las tenía a las ocho de la mañana no me importaba.

Finalmente, debo decir que no me gusta mucho hablar de lo que quiero que destaquen en mí, pero si tengo que decir algo, sería que soy una persona bastante responsable y organizada, además de comprometida con todas las metas que me fijo día a día.

¿Por qué decidiste estudiar en EDEM?

Conocí EDEM gracias a un compañero de la academia de inglés a la que iba. El día que llegó nuevo se presentó, y dijo que estudiaba allí. En cuanto lo dijo la busqué en Google, pero, sinceramente, al ver que era privada no le di importancia, puesto que yo no podría permitírmela.

Un mes más tarde, se me ocurrió comentarle a mi padre acerca de EDEM, y me animó a que fuéramos a visitarla, y eso hicimos. Al conocer todas las opciones de becas que había decidí intentarlo, y por ello me metí en el proceso de selección.

El Grado ADE en sí ya lo conocía, y, de hecho, nunca fue mi primera opción. Pero al ver cómo era impartido en esta universidad en concreto, pensé que merecía la pena darle el primer puesto. Me llamó la atención la aplicación del inglés de forma progresiva, que varios de los profesores fueran trabajadores en activo de empresas y cómo se fomenta la participación.

Seis perfiles universitarios de EDEM con Beca a la Excelencia 4

¿Qué ha supuesto para ti poder obtener una Beca a la Excelencia?

Cabe destacar que ya antes del proceso de selección una coordinadora me aconsejó que con las notas que tenía en lo que llevaba de bachillerato intentara ir a por la Beca Excelencia. Cuando las notas salieron a la luz, se las envié a la universidad, y esa misma tarde me dijeron que había conseguido la beca. Juro que no podía acabar de creérmelo, lo recuerdo como si fuera ayer.

Destacaría primero el orgullo y reconocimiento conlleva haberla obtenido. Me ha permitido conocer mejor hasta dónde puedo llegar, mis capacidades, aunque hoy sigo sin creerme que la tengo. Y también ha supuesto un alivio en cuanto al tema económico, pues es un regalo estudiar sin coste alguno en una universidad como esta, tan única y especial.

Finalmente, debo decir que el hecho de que esta conlleve unas exigencias, eso me ayuda a estar despierta y dispuesta a dar lo mejor de mí siempre, con lo cual, es un buen incentivo.

¿Qué tal está siendo tu experiencia estudiando el grado?

Mi experiencia en EDEM está siendo muy satisfactoria. Y no miento con esto, ya que mi misma familia ha remarcado varias veces que están encantados de verme tan contenta, pues se me nota de lejos.

Se trata de un ambiente totalmente nuevo, muy inspirador. Da gusto ver que no paran de moverse, que siempre están haciendo algo nuevo, preparando algún evento, con ese entusiasmo y dedicación que tanto caracteriza a EDEM.

Desde mi humilde opinión, recomiendo esta universidad con los ojos cerrados. Es un centro que ofrece mil oportunidades para completar la formación de los estudiantes, que va mucho más allá de los contenidos puramente teóricos.

Vicente Sanchis
Vicente Sanchis

Vicente Sanchis (1º IGE)

Biografía

Nací en Valencia y estudié en el Colegio Nuestra Señora de Loreto todos los cursos, a excepción de sexto de Primaria que lo estudié en Inglaterra, en el colegio Chafyn Grove School en la ciudad de Salisbury. En el colegio me han interesado generalmente todas las asignaturas, las que más disfruté estudiando durante Bachillerato fueron Historia y Matemáticas.

Mis aficiones son múltiples, desde salir con mis amigos hasta practicar deporte, pasando por leer y escribir. Actualmente sigo jugando a fútbol en el equipo del colegio, me encanta salir a navegar con mi padre, surfear con mis amigos, jugar al tenis e intentar hacer alguna escapada a esquiar.

Me considero un apasionado de la información, me encanta estar actualizado y seguir diariamente las noticias tanto a nivel nacional como internacional. También me apasiona la política y la oratoria.

¿Por qué decidiste estudiar en EDEM?

Conocí EDEM a través de unos amigos del colegio que se iban a apuntar al Summer Experience. Me comentaron un poco en que consistía y decidí apuntarme con ellos.

En el Summer Experience pude observar con mis propios ojos como se trabajaba en EDEM y que ofrecían. Jamás me habría imaginado que una escuela de empresarios pudiera ofrecer un grado de ingeniería.

El grado de IGE se ajustaba mucho al tipo de carrera que yo estaba buscando. Una ingeniería enfocada al mundo de la empresa y la gestión. Lo que más me atrajo de la carrera y de EDEM fue ese enfoque práctico que ofrecen. Considero que es muy importante el contenido más teórico de las asignaturas, pero este no tiene mucho sentido sino se lleva a la práctica.

Durante esas semanas, y ahora estos meses lo he podido comprobar, en EDEM se le da mucha importancia a la aplicación práctica de la materia y todos los contenidos se intentan extrapolar a la vida diaria y se nos explica en que situaciones pueden ser requeridos estos conocimientos.

Seis perfiles universitarios de EDEM con Beca a la Excelencia 5

¿Qué ha supuesto para ti poder obtener una Beca a la Excelencia?

Supe que podía optar a una Beca a la Excelencia durante el confinamiento, unos meses antes de la selectividad. Una vez tuve claro que esta era la carrera que más se adaptaba a mis gustos e inquietudes, exploré por la página de EDEM y encontré el apartado de becas.

Allí vi que cumplía prácticamente todos los requisitos que se exigían para poder optar a la beca excelencia, especialmente me di cuenta que podía optar a ella porque cumplía los requisitos académicos.

Con la beca vi recompensado todo el esfuerzo realizado desde secundaria hasta la selectividad. Ahora mismo, estar estudiando en EDEM becado supone para mi un auténtico reto del que también quiero disfrutar y conseguir sacar el máximo rendimiento posible.

¿Qué tal está siendo tu experiencia estudiando el grado?

Mi experiencia en EDEM hasta el día de hoy está siendo muy positiva. Las asignaturas que estoy cursando me interesan, estoy muy a gusto con mis compañeros en clase, y todos los profesores han conseguido despertar en mí el interés en su asignatura y la importancia que tiene y tendrá para nosotros en el futuro.

Lo que más destacaría de EDEM es su ambiente familiar y el excelente trato que recibimos los alumnos. Me quedo con una frase que nos citaron el día de la presentación: “Aquí no vamos a trataros por lo que sois hoy, sino por lo que seréis mañana”. Esta frase resume muy bien como es el trato al alumnado, tanto en exigencia como en cordialidad.

Paula Salafranca
Paula Salafranca

Paula Salafranca (2º ADE)

Biografía

Nací en La Vall d’Uixò (Castellón) y estudié en el Colegio Torrenova. Las asignaturas que más me gustaron eran, al principio, en Primaria matemáticas y Arts & Crafts, siempre me han gustado mucho los números pero también la parte artística.

Cuando estaba en el instituto, las matemáticas siguieron ahí y el dibujo también hasta el final de la ESO. Luego, en Bachiller apareció Economía que se volvió mi asignatura favorita sin ninguna duda. Había números pero también había lógica y una aplicación diferente a lo que estaba acostumbrada.

En cuanto a aficiones siempre me gustó como ya he dicho el arte y como deporte he practicado hasta el año que empecé segundo de Bachiller patinaje artístico.

¿Por qué decidiste estudiar en EDEM?

Conocí EDEM gracias a mi profesora de Economía y Matemáticas en Bachiller que hablaba maravillas, y aunque tenia otras ideas en cuanto a universidades, me decidí a venir a la Jornada de Puertas Abiertas en segundo de Bachiller. Al final me decanté por el Grado ADE.

Lo que más me gustó fue que era diferente, no me decían lo mismo que en otras universidades, veía el mundo real y no solo un mundo de estudios sin final.

¿Qué ha supuesto para ti poder obtener una Beca a la Excelencia?

En esa Jornada de Puertas Abiertas creo recordar que comentaron las posibilidades de optar a diferentes tipos de becas. Así pues, pregunté al terminar y fue muy fácil obtener información.

Cuando vine a la entrevista, lo comenté y directamente me explicaron los criterios, a lo que me comprometía y toda la información relacionada con ello. Me pareció que estaba todo muy claro y decidí postular a la Beca a la Excelencia.

El hecho de tener la beca implica un esfuerzo continuo, desde el día 1, en Bachiller cuando lo decidí, para poder cumplir los criterios hasta el día de hoy para poder mantenerla.

¿Qué tal está siendo tu experiencia estudiando el grado?

Mi experiencia en EDEM está siendo enormemente positiva. No es fácil, pero siento que aprendo cada día. El año pasado con la situación del COVID-19 fue bastante difícil mantener la concentración y llevarlo al día porque era complicado mantener horarios, creo que fue un sentimiento común.

Yo destacaría el apoyo de los profesores, sinceramente si lo buscas, lo tienes; pero siempre hay que tener una actitud proactiva. Buscar y no que te busquen. Recomendaría a cualquiera que esté interesado en venir a estudiar a hacerlo, y si además quiere postular a la beca, también. No se pierde nada por intentarlo y de hecho puedes ganar mucho.

María Fernández
María Fernández

María Fernández (2º IGE)

Biografía

Nací en Valencia y he vivido siempre aquí. Estudié en el Colegio Guadalaviar el bachillerato científico-tecnológico y las asignaturas que más me gustaban eran Matemáticas y Física; es decir, aquellas que te retaban y había que entender un proceso hasta llegar a la solución final.

Cosas que me gustan y disfruto:

  • Hacer planes en la montaña, sencillos pero que te despejan un montón.
  • Las buenas conversaciones, debatir y discutir ideas desde distintos puntos de vista.
  • Acudir a ponencias, congresos, charlas TEDx… para aprender del recorrido personal de otros.
  • Hacer voluntariado. He hecho desde que tenía 12 años (aprox) con ancianos, niños y a nivel internacional, hice un campo de trabajo durante 20 días en Perú. Para mí, es algo fundamental para el desarrollo de las personas y se debería promover mucho más.

No podemos ser cómodos y hacer el mínimo. Cuanto más aprendas en la etapa de la uni, mejor podrás entrar en la etapa laboral. Al final, no es un título lo que hace a una persona más excelente o menos o lo que le da un puesto de trabajo, sino cómo sabe desenvolverse y lo que se esfuerza.

¿Por qué decidiste estudiar en EDEM?

Mi llegada a EDEM fue un poco inusual: sólo con decir que me inscribí a la uni una semana después de que hubiera empezado el curso ya te puedes hacer una idea…

Yo tenía elegida mi carrera y donde estudiarla desde hacía años. La nota de corte me dio para entrar y me inscribí. Pero cuando llegó septiembre una serie de sucesos y de inquietudes hicieron que quisiera tomar otro rumbo. Buscar algo más.

Y EDEM fue lo que me vino a la mente.

Al lunes siguiente por la mañana llamé por teléfono y pedí plaza para ese mismo curso (lo que obviamente sorprendió un poco, pues ya habían iniciado las clases). Me pusieron en contacto con el personal de admisión y empezamos con todo el proceso de inscripción (CV, documentos, certificados, dinámica grupal…).

¿Qué ha supuesto para ti poder obtener una Beca a la Excelencia?

En junio de ese verano, un familiar me había enviado una noticia de un periódico que decía: Edem becará con el 100% a los estudiantes excelentes de Bachillerato; pero yo en su momento no le presté atención. Sin embargo, por las calificaciones, tenía posibilidad de optar a la beca, por lo que comencé esta solicitud paralelamente.

He de decir que agradezco muchísimo que el personal de Admisiones se volcara tanto, porque me facilitaron el proceso y estaban disponibles a cualquier duda que me surgiera. Cuando me concedieron la beca fue una enorme ilusión. La beca es una oportunidad, una responsabilidad y un motor de mejora.

Además, para mantener la beca, tienes que sostener un buen nivel, por lo que esa presión la entiendo como un reto: hace que vayas al máximo y no te conformes con un aprobado, que busques siempre hacer las cosas lo mejor posible, pues eres consciente de que hay alguien que desinteresadamente está apostando y confiando en ti.

¿Cómo de increíble es esto?

¿Qué tal está siendo tu experiencia estudiando el grado?

Sin ninguna duda, destacaría de EDEM sus valores: cultura del esfuerzo y nadar a contracorriente.

La uni podría tener un lema que hablara de éxito y de triunfos (o simplemente no tener lema), pero la filosofía de esta universidad alcanza mucho más y lo que más me gusta es que lo veo en el día a día de mis clases:

  • Trabajos en equipo en los que es necesario el entendimiento y la implicación de todos los componentes.
  • Profesores que te retan con proyectos y tareas prácticas en los que tienes que investigar fuera de las fronteras del temario.
  • Ponencias y talleres que te inspiran y te abren la puerta a realidades que desconocías…

Lo que se traduce en una gran valoración del trabajo constante (lo que llamamos evaluación continua), que nos hace ver que el camino del esfuerzo es la meta.

Mateo Ibáñez
Mateo Ibáñez

Mateo Ibáñez (3º ADE)

Biografía

Soy de un pequeño pueblo del interior de la provincia de Castellón llamado Altura. Estudié en el colegio La Milagrosa de Segorbe desde los 6 años hasta los 16, y posteriormente en el IES Alto Palancia desde los 16 hasta los 18 años.

Desde pequeño siempre he estado interesado por la ciencia y la tecnología. Sin embargo, tras acceder al Bachillerato, y sobre todo tras leer un libro titulado La Buena Suerte que me recomendó mi padre, me fui dando poco a poco cuenta de que mi vocación real se encontraba en el mundo de la empresa y de la alta dirección.

Además, el hecho de tener que ganarnos la vida en mi familia a través de nuestro negocio familiar fue despertando en mí todavía más mi interés por el mundo empresarial.

Soy un gran aficionado al fútbol (he jugado ocho temporadas y he entrenado a niños pequeños dos temporadas), a la lectura, a la cocina y a la gastronomía. También estudio chino (mi madre es de China y mis padres ambos son profesores) y me apasiona la cultura china.

¿Por qué decidiste estudiar en EDEM?

Todo surgió gracias a que un buen amigo que ya cursaba el Grado ADE en EDEM me habló de esta escuela de negocios y de los valores diferenciales que tiene con respecto a otras carreras convencionales de dirección de empresas.

Desde que me contó que todos los años los alumnos hacían prácticas de verano en empresas de primer nivel y que el profesorado impartía las clases desde su propia experiencia profesional en el mundo empresarial, quise saber más y empecé a sentirme realmente atraído por poder estudiar un grado universitario en EDEM.

¿Qué ha supuesto para ti poder obtener una Beca a la Excelencia?

Una vez conocí EDEM, lo primero de todo que hice fue investigar sobre posibles ayudas económicas de las cuales me pudiese beneficiar, y, cómo no, me topé de lleno a través de la página web de EDEM con la posibilidad de optar a una Beca a la Excelencia.

Mis padres me alentaron para acabar el Bachillerato de la mejor forma posible y de esta forma tener opciones para lograrla, así que me propuse a mí mismo el reto de conseguirla.

Cuando me dijeron que era uno de los seleccionados sentí que había logrado algo muy importante que marcaría mi futuro y que me abriría un sinfín de puertas. Y así ha sido.

Estudiar en EDEM es una de las mejores cosas que me han pasado en mi vida, y gracias a ello siento que cada día aprendo algo nuevo y que crezco como persona, además por supuesto de haber potenciado mis aptitudes profesionales.

¿Qué tal está siendo tu experiencia estudiando el grado?

Creo que desde que estoy estudiando en EDEM he animado y recomendado a casi diez personas que vengan a estudiar aquí y que traten de optar a una beca.

Sinceramente, no se me ocurre un sitio mejor para estudiar un grado enfocado en el mundo empresarial que en EDEM, y así se lo he transmitido a aquellos/as que vienen detrás de mí y que considero que tienen las cualidades necesarias para estudiar en este lugar privilegiado.

Josep Gavilá
Josep Gavilá

Josep Gavilá (3º IGE)

Biografía

Nací en Gandía y he vivido toda la vida allí por lo que fui al colegio Gregori Mayans desde parvularios hasta Bachillerato. Aunque siempre me han gustado las materias más de ciencias, pero tengo interés en prácticamente todas las asignaturas por lo que nunca me cierro a nada y, aunque me costó elegir, al final hice el bachillerato científico-técnico.

Del mismo modo, mis gustos son bastante variados por lo que a parte de lo típico como viajar, ir al cine, teatro, escuchar música, leer, hacer deporte y pasar el rato con mi familia y amigos, también me atrae la política y el voluntariado, ambas como formas de mejorar nuestra sociedad.

De hecho, soy voluntario en varias organizaciones, entre ellas Cruz Roja, de la que formo parte también dentro del equipo que coordina las actividades de Gandía en el área de juventud. Mi voluntariado también gira entorno a temas de medio ambiente porque me gusta la naturaleza. Se podría decir que hago de todo un poco y si sale algún proyecto o actividad que me interese, saco tiempo y allí estoy.

¿Por qué decidiste estudiar en EDEM?

Descubrí EDEM porque oí que un conocido lo comentaba e investigué un poco sobre la universidad y, de hecho, asistí a un iCorner (ponencia) de Lanzadera.

Me estuve informando durante un tiempo del grado y se puede decir que poco a poco “me enamoré” de IGE. Ingeniería y Gestión Empresarial es una mezcla entre lo que me gusta y a lo que quiero dedicarme cuando termine la carrera.

Obviamente elegí IGE por lo que es aunque también influyeron otros factores como:

  • Es un título oficial de la UPV.
  • El entorno emprendedor donde se encuentra EDEM, con profesores empresarios y doctores en su materia.
  • La existencia de ponencias y charlas específicas así como talleres que complementan nuestra formación.
  • La oportunidad de realizar prácticas en empresas todos los años (que aunque es duro, es algo imprescindible y que me otorga un valor diferencial).
  • La posibilidad de realizar un programa ERASMUS o estancias internacionales.
  • El amplio abanico de becas que existen.
  • La mitad de la docencia en inglés (algo muy importante en el mundo actual).

¿Qué ha supuesto para ti poder obtener una Beca a la Excelencia?

Cuando empecé a conocer EDEM conocí el sistema de becas que ofrecen para poder estudiar en el centro. La verdad es que existen muchísimos tipos de becas que se adaptan a muchos perfiles y, aunque la que más encajaba conmigo era la Beca a la Excelencia, hay muchos otros parámetros que determinan la opción a beca.

Que me concedieran la Beca Excelencia supuso que, a parte de reconocer mi esfuerzo, se me abrieran las puertas a estudiar en EDEM; sin una beca no me podría permitir una educación universitaria con tanta calidad. Además, disfrutar de la beca me permite esforzarme aun más en mis estudios y no solo aprobar, por lo que lo agradeceré cuando termine la carrera.

¿Qué tal está siendo tu experiencia estudiando el grado?

En líneas generales estoy muy satisfecho estudiando IGE en EDEM, pero no voy a engañar, la vida no es fácil y una vida universitaria tampoco lo es: supone un esfuerzo constante y si bien hay momentos de diversión, también los hay donde se tiene que “hincar los codos” y renunciar a ciertos planes…

Pero al fin y al cabo, cuando me pongo a valorar mi trabajo y la formación con la que voy a salir compensa porque estudio lo que me gusta y destacaré en el mercado laboral precisamente por qué y dónde estudio.

Tampoco quiero asustar a aquellos interesados. Aunque es una decisión importante, una vez tomada la vida va a cambiar a mejor. En un entorno universitario conoces a mucha gente y eso, también te permite aprender muchísimo de todo lo que te rodea. Y en EDEM, aparte de esto, interiorizas unos valores y una cultura que te hacen crecer como persona y profesional, es el valor diferencial lo que se cotiza.

Conoce las Becas a la Excelencia de EDEM

Los casos de Patricia, Vicente, Paula, María, Mateo y Josep tienen una coincidencia común: trabajaron duro durante el Bachillerato para poder optar a una Beca a la Excelencia de EDEM.

Si estás interesado en el Grado ADE o en el Grado IGE y cuentas con un buen expediente académico, no lo dudes, infórmate sobre las Becas a la Excelencia. Si consideras que no puedes optar a ella, no hay problema, existen otras becas y posibilidad de financiación que pueden encajar con tu perfil y tus necesidades.

Será el empujón definitivo para poder estudiar un grado que puede marcar la diferencia en tu futuro laboral.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin