INCLIVA promueve un estudio que analiza la retirada de fármacos betabloqueantes en pacientes con insuficiencia cardiaca y fracción de eyección preservada

  • El ensayo muestra un aumento de la capacidad funcional y una mejora significativa de la calidad de vida en estos pacientes
  • Los resultados se han presentado en primicia en el congreso Heart Failure 2021, de la European Society of Cardiology

El Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, del Hospital Clínico de València, ha impulsado un ensayo independiente y aleatorizado que analiza la retirada de fármacos bloqueantes en pacientes con ICFEp (insuficiencia cardíaca con fracción de eyección preservada) y sus efectos sobre la intolerancia al esfuerzo y la calidad de vida.

El estudio ‘Retirada de Bloqueantes en pacientes con insuficiencia cardiaca y fracción de eyección preservada’ -que acaba de ser presentado en primicia en la sesión Late-breaking trials del reciente congreso Heart Failure 2021, de la European Society of Cardiology (ESC)- tiene como investigador principal al Dr. Julio Núñez, coordinador del Grupo de Investigación en Insuficiencia Cardiaca y director científico adjunto de INCLIVA; del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico de València; integrante del CIBERCV; y profesor titular del Departamento de Medicina de la UV.

La importancia del presente trabajo radica en que hasta la fecha existen escasas estrategias terapéuticas que hayan mostrado ser útiles en este tipo de pacientes. En la actualidad, la mayoría de los pacientes con ICFEp (entre un 70% y un 80%) son tratados con betabloqueantes sin existir evidencia sólida sobre su eficacia clínica.

El estudio se ha desarrollado en dos centros españoles (Hospital Clínico de València y Hospital de Denia) e incluyó un total de 52 pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección preservada e incompetencia cronotrópica del esfuerzo (ausencia de taquicardización con el esfuerzo). El estudio evaluó el efecto de la retirada de fármacos betabloqueantes sobre la capacidad máxima de esfuerzo a corto plazo.

La Dra. Patricia Palau, del mismo grupo de investigación de INCLIVA e investigadora de este proyecto, explica que el objetivo era “evaluar el efecto sobre la capacidad funcional máxima -medida por el VO2 máximo (medida de la cantidad de oxígeno que somos capaces de consumir)- de la abstinencia de betabloqueantes en pacientes con insuficiencia cardíaca con fracción de eyección preservada -un síndrome debilitante del anciano, cada vez más común, y que se asocia con una tasa alta de morbilidad y mortalidad- e insuficiencia cardíaca documentada”. Los principales criterios de valoración fueron los cambios a corto plazo en el VO2 máximo y el porcentaje de VO2 máximo previsto, así como los cambios en la calidad de vida, biomarcadores y parámetros diastólicos (relajación) del ventrículo izquierdo.

El estudio mostró que la interrupción de estos bloqueantes de los receptores beta en estos pacientes condujo a un aumento significativo en la capacidad funcional máxima a corto plazo y una mejora significativa en la calidad de vida y los parámetros diastólicos del ventrículo izquierdo.

Los principales hallazgos del estudio son, según la Dra. Palau, “que la incompetencia cronotrópica puede estar desempeñando un papel crucial en la fisiopatología de la intolerancia al esfuerzo en algunos pacientes con insuficiencia cardíaca y fracción de eyección preservada, por lo que probablemente, deberíamos ser más proactivos al identificar qué pacientes presentan una respuesta cronotrópica disminuida”.

Asimismo, el Dr. Núñez indica que estos hallazgos –que aún deben validarse en estudios más amplios y con un seguimiento más prolongado- “abren una nueva línea de investigación al potenciar la frecuencia cardíaca como diana terapéutica en la insuficiencia cardíaca con fracción de eyección preservada”.

El desarrollo del estudio ha contado con la participación de la Unidad de Investigación Clínica y Ensayos Clínicos (UICEC INCLIVA), perteneciente a la Plataforma de Unidades de Investigación Clínica y Ensayos Clínicos (SCREn) promovida por el Instituto de Salud Carlos III, que se ha responsabilizado de la gestión y monitorización del ensayo clínico.

El estudio ha obtenido financiación del Ministerio de Economía y Competitividad a través del Instituto de Salud Carlos III- FIS (PI17/01426) y de los fondos EDRF (European Regional Development Fund) y CIBER CV (16/11/00420 and 16/11/00403).

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin